La regla del 8

Publicado el 30 de Mayo de 2013
5 comentarios

La regla del 8 consiste en dividir las 24 horas del día en 3 períodos de 8 horas, comenzando el primer ciclo desde la hora a la que te levantas por la mañana.

Así, si te levantas a las 8 de la mañana, el primer periodo engloba las 8 horas que van desde las 8 de la mañana a las 4 de la tarde (de 8 a 16 horas). Durante este espacio de tiempo,  tiene lugar el rompeayuno, momento en el que se ingiere de nuevo alimento tras el descanso digestivo y metabólico de la noche. La propuesta que te hago para este tiempo es beber sólo líquidos, como infusiones, zumos de verduras o batidos de verduras y frutas.

Es el momento de hidratarte bien a través de bebidas ligeras y nutritivas. De este modo, potenciarás aún más el efecto de la purificación e irás preparándote para el siguiente ciclo de 8 horas.

El siguiente periodo alcanza desde las 4 de la tarde a las 12 de la noche (de 16 a 24 horas). Incluye tu plan de comidas, la transición a la noche y lo que tomarás antes de que acabe el día.

Al acabar el día puedes hacer una maravillosa y sencilla limpieza emocional: El mejor modo de limpiar las emociones dañinas, consiste en escribir una lista de agradecimientos cada noche, antes de dormir.

El espacio de tiempo que queda entre las 12 de la noche y las 8 de la mañana (de 24 a 8 horas), es el último de los 3 ciclos de 8 horas que propone la regla del 8. En estas 8 horas tienen lugar todas las funciones de reparación y reestructuración de tejidos y es el momento de la verdadera depuración del organismo. Por eso durante este periodo acuerda estar en la cama y dormir. No se deberá ingerir nada sólido ni líquido, salvo agua.

Si para ti es muy importante almorzar a las 2, puedes acortar un poco el periodo de tiempo que transcurre desde que te levantas hasta la hora de comer; o levantarte a las 6 o las 7 de la mañana. Para conseguir una depuración intensa, conviene que respetes al máximo la primera de las tres fases.

Puedes adaptar los horarios a ti y hacer tres ciclos: de 6 a 2, de 2 a 10, y de 10 a 6 (6-14h, 14-22h, 22-6h), o bien de 7 a 3, de 3 a 11 y de 11 a 7 (7-15h, 15-23h, 23-7h). Lo importante no es tanto la hora de inicio como la duración de cada periodo.

Los primeros días puedes sentir hambre y un ligero mareo. Son efectos normales de la depuración con los que habrás de convivir. Son positivos porque indican que tu cuerpo tiene capacidad de respuesta y está organizándose para movilizar los residuos que se encuentran en sus tejidos. También puedes notar que tienes mal aliento, que la lengua aparece sucia con una ligera capa blanca por encima, dolor de cabeza y granitos. Sentir debilidad en las piernas, náuseas y diarrea también es normal.

Salvo que estos efectos sean muy incómodos, mi recomendación es que confíes y sigas adelante. Parto de la idea de que eres una persona sana y que tu estado físico es bueno. Si no es tu caso, conviene que consultes con un profesional de la medicina natural que pueda guiarte y acompañarte durante el proceso, para adaptarlo a ti según tu caso concreto. La medicina natural individualiza la terapia para cada persona y aquí se ofrecen directrices generales que sólo son adecuadas para personas sanas o que no presenten un grado de toxicidad orgánica muy elevado.

A medida que transcurran los días, irás notando una sensación de hidratación en la boca, y desaparecerá el estado pastoso o sediento del principio. Notarás que cada vez estás más despierto mentalmente y que necesitas dormir menos. Este es el estado natural que presenta un organismo depurado. El efecto más significativo de que el proceso funciona es que estarás alegre y de un buenísimo humor. La vida te resultará fácil y te sentirás pleno.

Articulos relacionados

Descargas

Podcast programa
Archivo de tipo application/pdf
Descargar

Comentarios

miriam
Publicado el 5 de Mayo de 2015
Buenas Ana Una pregunta no especificas que comer en la segunda fase,es decir de 16h a 24h. Abrazo grande
Ana Moreno Morenini
Publicado el 8 de Mayo de 2015
Hola Miriam De 16 a 24h es el momento de comer sólido e introducir algo suavemente cocinado, por ejemplo cremas de verduras, verdura al vapor, cereales integrales (arroz integral, quinoa, mijo) y legumbres (garbanzos, lentejas). Un abrazo fuerte, Ana
Irene Armas
Publicado el 16 de Junio de 2015
Hola Ana.... Doy gracias a Dios que me ha puesto en el camino del veganismo.... Y haber llegado a conocer tu trabajo.... excelente !! Pregunto.... En la segunda etapa suguieres cocinado, pero puede ser crudo también, ensaladas? Almendras y nueces? Gracias, Dios te bendiga...... Siempre .
Ana Moreno Morenini
Publicado el 16 de Junio de 2015
Si, perfecto, Irene, puede ser crudo e incluir frutos secos, mejor que estén activados. Un abrazo fuerte y gracias por escribir. Ana
admin
Publicado el 21 de Septiembre de 2015
test

Tu comentario